miércoles, 22 de marzo de 2017

¡¡NO QUIERO QUE TE VAYAS!!


La tarde era triste, lluviosa y fría,todo la definía como el momento que Elisa estaba viviendo, un tanatorio,lugar triste, las lagrimas era aquella lluvia fina que no dejaba de caer .... y frío seria el pésame que sus familiares y amigos le darían mas tarde ... después de que terminara el rito del sepelio a Carlo su amado. La melodía de su canción, elegida por él mismo aun en vida, sonaba mientras el féretro se introducía en el horno crematorio,ella la cantaba en su pensamiento como tantas veces lo había hecho en su compañía pero esta vez solo escuchaba su propia voz .... mientras todos la consolaban sin éxito. Aquel fatal accidente la privaba de su apoyo en aquel momento y para siempre …. pero pudiera ser que no fuese así y lo volviera a encontrar pasado un largo o corto periodo de tiempo .... dependería en gran parte de las circunstancias que la vida le iba a deparar.

Aquella vida juntos había hecho de ellos una misma persona así al morir Carlo, Elisa quedaba sola y sin existencia propia, no podría vivir sin él, pensaba mientras se secaba las lagrimas y encendía un cigarrillo ya fuera de la capilla esperando que le entregaran sus cenizas, no quería abandonar aquel lugar sin él, pero su mejor amigo le notificaba que aquel protocolo era de aquella manera tendría que volver sola ya que hasta el día siguiente no le devolverían la urna con los restos de Carlo.

Vivieron felices y unidos sentimentalmente durante una década compartiendo cada minuto de aquella vida en común, con altibajos como cualquier pareja pero amándose siempre, eran amigos, amantes, niños y adultos cada vinculo se ajustaba a sus días disfrutándolos siempre como correspondía, recordando todo aquello se adentraba en el coche de Jorge el amigo de Carlo pero sin perder de vista la fachada  del cementerio donde él se había quedado ...... ella volvía a su hogar sola sin él pero seria así o la acompañaba?......

La tarde se abría dejando salir después de la lluvia un ligero sol que ella observaba por la ventanilla del coche sin alegría pese a que siempre los rayos del sol la habían alegrado pero era cuando él le decía que sonriera, pero en aquel momento nada ni sus consejos la hacían sonreír, al llegar al portal de su casa Jorge se ofreció para acompañarla pero Elisa se negó a ello, quería subir sola como había estado todo el trayecto y como le decía que estaría el resto de su vida. Abrió la puerta y entro, no quiso tomar el ascensor, los espacios cerrados la aterraban desde muy niña, solo con él podía superar aquella fobia así que despacio empezó a subir la escalera alcanzando  el quinto descansillo de aquel alto edificio, poniendo la llave en la puerta de entrada a su casa suspiro seria entonces y desde el fatídico día del accidente que ocupara aquella morada sola sin Carlo, tomo aire y paso dentro ......... dejo las llaves donde él acostumbraba a dejarlas y no donde normalmente las solía dejar ella misma .......
Sin darse cuenta se sentó en el lugar del sofá donde el se sentaba .... se quito los zapatos y extendió las piernas en la banqueta como él solía hacerlo, estaba comportándose como él ..... mientras decía apenada..  “no quiero que te vayas”....

Cansada y sin ganas de moverse de aquella posición en la que estaba tomo el mando de la televisión .... otra vez y sin proponerse conectar con aquel canal lo hacia y el aparato televisivo se encendía mostrando una serie ... su preferida .... volviendo a repetir con lagrimas en los ojos las mismas palabras que no se irían de su boca en toda la noche ...... sintió hambre como tantas veces en aquellos años y aquella misma hora, pero esta vez Carlo no estaba para servirla .... todo lo que intentaba hacer se le hacia imposible, miraba las fotografías repartidas por el salón,instantáneas que mostraban su amor y su felicidad, atormentándola cuando veía su amplia sonrisa que mostraba su gran optimismo, el mismo que le había contagiado desde el primer día que se conocieron ..... opto por retirarse al dormitorio .... pero aquello la destrozaría aun mas moralmente, su templo particular había sido aquella habitación con la cama posada en el suelo sin patas .... Elisa empezó a desvestirse, quedo totalmente desnuda sintiendo por todo su cuerpo una escalofriante caricia ….. que descubrió al darse la vuelta que había sido consecuencia del visillo al soplar el viento por la ventana ..... como podía haber creído que era él quien le había rozado.... intentaba tranquilizarse pero al apagar la luz y tumbarse en aquella cama estiro su brazo como cada noche buscando a la persona que la había abandonado .... lloro desconsoladamente durante un buen tiempo hasta que el cansancio la venció y quedo dormida .... aquella mañana   que pronto llegaría tenia que volver al cementerio .... seria otro día de acontecimientos dolorosos en el que tendría que ser fuerte para no desfallecer .... para regresar con él .... pero sin él …....

Cuando alguien comparte tan de cerca la vida no entiende por que uno se va antes que el otro y así lo pensaba Elisa que hubiese preferido partir con él para no encontrar el vació que sentía allí en su hogar..... mientras se vestía toda de negro se miro al espejo diciéndole a Carlo .......
-Solo sera por hoy cariño ...... aquellas palabras en forma de disculpa salían de su boca al saber ella que aquel color nunca había sido del agrado de su amado Carlo.
Intentando dar color a su pálido rostro unto un poco de maquillaje en sus dedos mientras los deslizaba despacio sorteando la humedad que sus lagrimas dejaban en su mejilla ..... Elisa recordaba el tacto de la piel de Carlo cuando le deslizaba de aquel mismo modo sus dedos ..... dejo su arreglo facial que no había duda necesitaba de más tiempo que el que tenia para hacerlo puesto que el timbre al sonar la avisaba que bajo en la calle, le esperaba Jorge para acompañarla.
Aunque ya había hablado con él,Jorge al abrirse la puerta,le preguntaba de nuevo como había pasado la noche .......
-Ya te dije que me dormí ..... le contestaba ella subiendo en su coche y escondiendo la soledad tan espantosa que había tenido que soportar cada vez que se desvelaba de su sueño.
El camino hasta llegar al cementerio sostuvo por ambos una conversación demasiado silenciosa...... ella sabia lo que Jorge sentía por ella desde hacia varios años y que nunca Carlo había sospechado, él jamas hubiera superado una traición así por parte de su mejor amigo y ahora que él no estaba ella jamas permitiría que fuese como Jorge tantas veces se lo pidió .... seguiría siendo fiel a su amor.

Una sala fría como el acto que iban a presenciar, los acogió al llegar aquel lugar,una señorita vestida con traje de chaqueta le entregaba aquella caja metalizada en la que se leía el nombre y apellidos del que la había dejado para siempre ...... debajo y en mayúsculas se leía otra frase, aquella que los dos habían repetido hasta la saciedad ...... HASTA LA ETERNIDAD .......
Abrazo aquel objeto donde estaban depositadas las cenizas de Carlo y salio de  allí entre sollozos ..... escoltada por su amigo que tubo que sostenerla al cruzar el vestíbulo, le flaquearon las piernas al pasar delante de familiares pesarosos de otros que habían corrido la misma suerte que su amado.
Entre tanto gentío veía a Carlo en cada esquina abrazando mas fuertemente lo que llevaba entre sus brazos, lo acerco a su corazón lo custodiaba como si de un gran tesoro se tratase ..... y sin duda era aquello ..... el mas preciado tesoro que ella había tenido .... su amado Carlo ........
Habiendo hablado de todo aquello infinidad de veces los dos juntos con la única compañía que su amor se prometieron estar juntos hasta la eternidad y así lo comunicaron a sus familias en aquella caja que los dos unos años antes escogieron reposaría el primero que partiera, luego el que quedase ya se encargarían de hacer el mismo ritual y los lanzarían al mar para continuar así juntos hacia la eternidad .......

Jorge la observaba como se alejaba, pegada a su cuerpo la llevaba sosteniendo la caja metalizada,ella se había negado a volver con él a casa,prefirió entonces volver  paseando con Carlo ...... aunque todo el mundo la veía sola caminar .... alguien la acompañaba .... nunca volvería a estar sola ...... se sentó en un parque uno de tantos los que habían paseado juntos cerca de su casa quiso descansar allí unos minutos antes de subir y alguien debió sentarse a su lado por que ya entonces lo presentía .... hablándole desde su corazón le decía cuanto lo seguía amando,entre lagrimas acariciaba aquella caja ...... diciendo ......
-Vamos a casa cariño ..........
Antes de adentrarse en el portal recordó que no había pan y decidió entrar en la panadería de la esquina sitio donde Carlo siempre lo compraba ...... a él le gustaba que la barra de pan estuviera tostada y crujiente ...... la dependienta salio del mostrador para dar el pésame a Elisa quien se mostró muy afectada y sin demorar mas el pedido le indico que quería una barra,la mujer fue a coger la que mas a mano tenia pero sin saber como Elisa observo como aquella panadera titubeo por un momento eligiendo la mas tostada y crujiente que había ....... Elisa miro a su alrededor como si alguien le había indicado a la mujer cual debía coger ...... de nuevo pensó que aquello que sentía desde que llevaba la caja con las cenizas de Carlo era algo imposible,pago lo que había comprado y salio del establecimiento sola mirando la caja y esta vez sonrió ..... él siempre le decía que no la dejaría sola y que creía que nunca muere lo que se quiere .... pero después de todo él estaba muerto y aunque creía que siempre estaría a su lado ya no lo volvería a tocar ni a poder besar y aquello le cambiaba todos sus pensamientos positivos de poder tenerlo a su lado aunque solo fuese en alma. Ya que   físicamente no podría tenerlo nunca mas.... beso aquella caja por primera vez y subió esta vez en el ascensor para llegar arriba a su casa.

Desde la puerta divisaba todas las estancias de su hogar .... pero decidida a dejar la caja en la suya desistía,para dejarla en la mesa centro que se encontraba delante del sofá, aquella mesa seria su sitio hasta después de unas horas cuando se fuese a descansar ..... si así debía de ser como la acompañase ….así seria .... allá donde ella fuese iría Carlo .........
Después de prepararse una pequeña ensalada en la cocina Elisa se sentó a ver un poco la televisión pero esta vez ya ocupo su parte de aquel sillón largo en la que siempre el le acomodaba un almohadón para su espalda,al subir sus piernas al sillón las acurruco encerrándolas entre sus brazos, la luz de la lampara de pie parpadeo y el cojín que se encontraba bien situado en la esquina donde Carlo se sentaba cayo hacia delante .......... como predisponiendo que lo colocase en su espalda para estar así ella mas cómoda ....... la lampara volvió apagarse y encenderse dos veces mas,el salón a oscuras hacia que la luz de la pantalla del televisor hiciese brillar mas la caja..... Elisa alargo su brazo cogiendo despacio aquel cojín de color rojo y lo coloco en su espalda así y de aquella única forma fue lo que hacia que la luz de la lampara de pie no se volviera apagar.....

La noche fue larga,no podía conciliar el sueño dio mil vueltas en aquella amplia cama,notaba la soledad como una losa sobre ella y pocas horas después.....sonaba el despertador,el que ella no recordaba haber puesto a ninguna hora...... le dolía hasta el ultimo hueso de su cuerpo ….intentando aliviarlo se introdujo en el baño para darse una ducha....... abrió la llave del agua donde la letra C de caliente, esta señalizada y luego mezclaba el agua fría para no abrasar su piel que desprendía un calor sofocante que era inevitable...... los dos se amaban a diario.... aquel calor era lo que ella no deseaba sentir.... pero la naturaleza es sabia y no entiende de ausencias. Salio de allí entre un humeante vaho que la cegaba y al posarse delante del espejo cuando alzo su mirada escrito en el empañado cristal leía un pequeño “te quiero” tomo todo lo que rápidamente la dejo su estática lectura una toalla y borro lo que allí se leía..... intentando recordar cuando Carlo lo había escrito..... se supone que lo que se suele escribir en un espejo empañado vuelve a salir aun después de limpiarlo y eso es lo que la convencía de que por aquel motivo había leído la mayor declaración de amor que alguien puede hacer a la persona querida.... y aquel era el “te quiero” que ella leía.........

Se disponía a vivir sin Carlo .... su vida seguiría siendo la misma pero sin él,sin su compañía,intentaría tener presente día a día sus recuerdos para no olvidar jamas que él había y seguía siendo su verdadero amor el que nunca le había faltado hasta entonces ,aquel día amaneció soleado aunque el frió se calaba en el cuerpo de todo aquel que deambulaba por la ciudad, tanto los transeúntes a pie como los que circulaban con sus vehículos iban muy bien abrigados, bufandas,guantes y gorros de mil colores pintaban las calles que Elisa cruzaba para dirigirse a la compañía bancaria para retirar algo de dinero y saldar la cuenta en la funeraria,el suelo mojado por la humedad del día que iba viendo con la cabeza baja humedecieron su corazón al verse sorteando como lo hacia con él los pequeños charcos que se encontraba al andar.

Alguien la empujo hacia dentro de la calle cuando su pie torpe por su afligido estado se lo iba acercando al arcén en el que se ponía en rojo el semáforo, casi fue arrollada por un ciclomotor que freno en seco para no llevársela por delante ….. volvía a reaccionar pensando en él..... viendo que aquella torpeza por su parte la hubiese llevado a un fortuito e inevitable accidente..... si el destino o él no lo hubiesen evitado..........
Convencida de que Carlo estaba con ella como siempre …. levanto la mirada al cielo dándole las gracias..... no hubiese tenido que levantar tanto la mirada.... tan solo tenia que sentirlo.... estaba a su lado,tantas veces ella le había pedido que no se fuese.... que allí estaba para protegerla.

Siempre iban juntos a todos los sitios de compras,fiestas,paseos y como no asuntos financieros fue por lo que al verla entrar sola en la oficina habitual del banco,uno de los empleados pregunto por él........... ella quería evadir la respuesta pero también entonces uno de los clientes con el que habían coincidido en varias ocasiones le hizo aquella misma pregunta........ 
-Donde dejaste a tu otra mitad....... con voz temblorosa contesto aquel amigo que descubrió con aquella respuesta la tragedia........
-Carlo hoy no ha podido venir.... ni podrá venir nunca mas...... sentándose con tranquilidad en una de las sillas dispuestas para la espera........
-Lo siento.... decía el cliente......a su vez y deshaciéndose en condolencias el empleado la hacia pasar a su oficina para que no esperase turno alguno,cuando ella contesto.....
-Pero puedo decidir yo si quiero que siempre me acompañe... me acompañara.....decía Elisa mientras cruzaba aquella puerta y se sentaba delante de aquel empleado mirando al cliente a través del nítido cristal que dejaba ver la entidad al completo desde allí dentro, mientras registraba con golpes de vista por si aparecía la silueta de Carlo entre la gente pensando que tal vez ella solo pudiera verlo.

Elisa no quería desterrar tan pronto la sensación de tenerlo entre ella,así que todo lo sucedido en aquellos dos días intentaba ubicar la situación, en una creencia en la que los dos creían cierta y que siempre bromeaban con ella entre sonrisas....... cuando ella o él hablaban de lo inevitable que era la muerte y que esperaban que el alma quedase siempre al lado del otro....... aunque no se viesen se sentirían …. se decían.

Un verdadero sufrimiento le había dejado Carlo con su partida pero ninguno de los dos se olvidarían,ella ansiaba volver a verlo entre sus amigos en su hogar o simplemente verlo como se puede ver a alguien que no esta..... sintiéndolo y añorarlo gracias a su amor......
Sola estaba y sola estaría hasta que llegase su hora pero tenia que sentirlo esa seria la única forma de que él jamas se fuese de su lado así que las casualidades ocurridas las quería convertir en causalidades ya que todo ocurría por algo,si lo sentía cerca quería aferrarse a la idea de que los que parten a un mundo mejor como se suele decir......... nunca nos abandonan.

En aquel mundo maravilloso el que ambos habían hecho con su amor que así fuese pese a las dificultades de la vida,habían pasado varios meses desde la muerte de Carlo..... todo en su hogar continuaba de la misma manera que él lo había dejado por decisión de ella..... su ropa colgada en el armario sus zapatos siempre limpios en el mismo lugar como si tuviera que calzárselos en cualquier momento,productos para su higiene personal..... todo parecía ser usado.... pero lamentablemente no era así. Carlo jamas ya usaría nada de todo aquello aunque Elisa continuaba esperándolo,sabia que algún día volvería a estar a su lado pero eso solo ocurriría cuando a ella le llegase su hora...... la misma que esperaba ya ansiosa.....

La caja metalizada con sus cenizas continuaba también en el mismo lugar que la dejo flanqueadas por dos velas blancas que encendidas siempre cuando ella se encontraba en casa daban la luz que Carlo pudiese necesitar....... allí delante de ellas descansaba a diario Elisa conversando con él de tantas cosas que les quedo por hacer y sintiendo su presencia sin ser física en cada rincón de la casa llego a sentir que vivía de nuevo con él ya no sentía miedo al oír un golpe que no correspondía a nada que caía al suelo ni sentía escalofrió cuando al acostarse notaba como su piel se estremecía como si alguien la acariciase los mismos miedos que desaparecieron a las coincidencias que en sus paseos solitarios le ocurrían ….. nunca mas volvió a tener miedo él estaba con ella no se fue la cuidaría.... su presencia física ya no era imprescindible ahora y aun estando sola ….. sentía su compañía y después de decirle tantas veces en vida y después de su muerte..... “ No quiero que te vayas “.... le decía en su soledad que era acompañada por su alma..... “Juntos hasta la eternidad” …...... 

Adelina GN 

sábado, 18 de junio de 2016

TÚ LEES y YO ESCRIBO

Dedicado a todos los lectores que leéis mis relatos..... en especial a ti mi lectora favorita, mi amiga y sincera critica de estos, mis relatos.... GRACIAS


Cuando mi situación era casi insostenible vi un rayo de luz que pudiera ser que me diese la antonimia que necesita.........

Con una novela en el mercado publicada por una ilustre editorial y otra apunto de publicarse mis ansias de escribir no cesaban, con material guardado para otras tres futuras publicaciones seguía aumentando mis archivos con crónicas, las que escribía de mi paso por la vida y en este lugar de ensueño en el que ahora estoy viviendo.... en el que pienso y luego escribo, en este mi paraíso de letras en el que siempre me gustaría estar inmersa, aunque todo sea escrito al amanecer...........
Todo escrito al amanecer.... llego el día que alguien me sedujo con una convocatoria para un concurso de relatos cortos, me anime y conseguí terminarlo en las paginas que me habían recomendado que lo hiciese, solo eran cuatro yo hubiese llenado mil ya que en aquel mi primer relato plasme los consejos de una persona que ya no esta a nuestro lado, aquel que esta dedicado a mi madre lo titule “Ahora que ya no estas”..... me dio suerte porque a partir de entonces tan solo hace de eso dos meses comencé a escribirlos para todos vosotros mis lectores, unos cumpliendo los requisitos de aquel relato corto que me pidieron para el concurso y otros mas largos para complacer a mis amigos a los que iba visitando de pueblo en pueblo ofreciendo por un módico precio mis sentimientos como escritora para poder llegar a tener una autonomía que hasta ahora me había sido negada.

Comencé por los pueblos de alrededor.... entraba en el estanco y lo ofrecía luego en la panadería y así sucesivamente iba recorriendo comercios y parando a la gente que paseaba por la calle en las mañanas calurosas o por las tardes tranquilas de aquellos lugares, un día me acerque al pueblo de al lado....... nada mas entrar en el pueblo un bar que terminaban de abrir, solo hacia un mes que estaba abierto al publico..... y allí estaba ella.... si ….. mi lectora favorita, no  desvelo su nombre por respeto a su intimidad pero seguro que los vecinos del pueblo si me prestan su ayuda adquiriendo este relato la reconocerán, posteriormente al leer estas lineas.... no por su físico del que solo y lo único que nombrare serán sus ojos.... que brillaban con la mas profunda bondad que una joven puede tener en estos tiempos tan difíciles.......

Ofreciéndole mi preciado tesoro el que obteniéndolo me ayudaría y mucho.... proseguí a explicar cada uno de ellos indicándole cuales eran los mas largos ya que me había dicho que  le gustaba la lectura...... ella me miraba con atención yo me puse algo nerviosa y fue cuando ella me tranquilizaba diciéndome que eligiera yo.... ya que yo había sido quien los había escrito seguro que elegiría bien.... preguntándome cual me gustaba mas yo le dije que todos eran bonitos ya que a mi me gustaban todos.... pero le recomendé..... “ La incógnita de un pasado “ …......

Aquel mi relato yo sabia que le iba a gustar le dije que volvería a escuchar sus criticas y deseándome suerte en la venta de mis relatos salimos de allí sin perspectiva de conocer el gusto literario de la gente que pudiera adquirirlos ...... ni mi acompañante ni yo conocíamos el gusto de aquellas personas las cuales nos resulto asombroso como apreciaban nuestra labor......... y el gran sacrificio que hacíamos andando tantos kilómetros diarios para ganar algo de dinero......  a quien le gusta la lectura prefiere largos escritos o cortos, hay veces que  no les importa el numero de paginas que puedas utilizar....solo la generosidad les hace involucrarse en esa acción  de humildad que tu estas empezando a mostrar ............

Eso es lo que le pasa a todos mis ya clientes, a los que me han leído y por ello me han ayudado, como a los que estoy segura repetirán o a los que se unirán en esta   solidaridad aventurera que es la literatura..... como así le ocurre a mi amiga.... mi lectora preferida.
Así como dije volví a preguntar si le había gustado mi escritura..... me elogiaba diciéndome que no podía parar de leer que la enganchaba su lectura ….. no pude mas que avergonzarme cuando con una frase muy juvenil me decía...... “es que son buenos tía” hizo que mi ego y mi autoestima volaran a lo mas alto en diversas ocasiones también me lo han criticado así otras como es sabido todo no gusta a todo el mundo y las criticas son al contrario pero como mujer prefiero quedarme con lo bueno antes que con lo malo.... aunque siempre hay que aprender hacer las cosas mejor de lo que las hacemos y así hasta lo que te critican mal aprendes hacerlo bien casi mejor que lo que esta bien hecho..........

Mi amiga volvió ayudarme con otro de mis relatos..... cuando volví a ofrecerle las novedades que ella expresamente me pidió que hiciese..... eligiendo esta vez de los catorce títulos que llevaba.... “ Por hacerte feliz “ un tema bastante actual y critico del mundo en el que ahora estamos viviendo..... una pareja, hijos, un inevitable desempleo una decisión estricta.....es lo que ocupa las dieciocho paginas de este relato y de las que también volví pasado un tiempo a saber su opinión..... también por deseo expresamente propio...... el de mi lectora favorita..........

Han pasado varios días de aquello, pero en mi archivo particular en mi ordenador en la carpeta que denomino como  “Relatos de la Noria Azul” llevo guardados un total de dieciocho títulos sin contar con este que me ocupa ahora y que hasta que mi amiga me lo autorice no lo imprimiré ni lo expondré a la vía publica por que esta vez hablo en el de sus sentimientos, ademas de los míos y merece por mi parte el beneplácito de ser ella quien me de su permiso para hacerlo..... por cierto si me estáis leyendo ahora en “Tu lees... yo escribo”...... Gracias amiga por concederme esta autoridad. No dejéis aquí su lectura amigos y amigas.... os lo suplico..... esto sigue por un ratito mas..... alguna que otra pagina mas y no hay duda de que con mas de un sentimiento......en los que intentare no herir a nadie...........

Terminaba el mes de Julio y ya había recorrido todos los pueblos de alrededor con mas éxito que el que yo misma creí que tendrían mis relatos..... a la mayoría de la gente les gustaba mi escritura.... repetían adquiriendo las novedades que les anunciaba que llevaba en mi carpeta azul.... es comprensible que así de ese color sea ya que considero ese color el del amor y la amistad.......

Cuando alguien en este caso, uno mismo..... carece de lo mas esencial que es la salud no quiere, ni intenta conseguir nada mas, solo.... eso, lo que considera que es lo principal para poder llegar a tener y disfrutar de todo lo demás que puedes llegar a tener con ella........ pensando que gracias a Dios tampoco puedes quejarte ya que con unos pocos cuidados puedes volver a la rutina diaria después de un buen descanso.....

Decidimos volver allí al pueblo mas cercano donde tan bien habían acogido mis escritos..... pero todo no es como el hombre propone...... siempre es como Él dispone y con calor, malestar y de la mano de quien nunca me deja sola ante las adversidades de mi vida, caminamos por aquellos senderos de naturaleza hasta adentrarnos en el mundo de los que la lectura les dispone como seres comprensivos y solidarios...........

Entre en aquel establecimiento donde ella trabaja con su familia...... viendo a mi amiga que ese día si se encontraba allí.......
-Hola....... le dije....... sentándome a la vez en uno de los taburetes....... estaba mareada.... el verano es demasiado caluroso para caminar si padeces diabetes.......  
Contestándome amable como en otras ocasiones..... me respondió......
Cuando sin mas le pregunte por su opinión por los anteriores relatos que le había vendido.......... adelantándome a la situación de exponer las novedades que llevaba y que ella misma me comento dias antes que se los llevase al hablarle yo de ellos en aquella ocasión........ antes de saber que iban a gustarle y se los quedaría....... le dije que tenia algo escrito para ella que se lo dedicaría la próxima vez que la visitase...... y se lo regalaría …..... porque ella era mi lectora preferida..............
Su carita joven se emociono...... sus bonitos ojos se llenaron de luz y su sonrisa bondadosa me lo agradeció antes de cumplir yo mi palabra.........
Cuando sonriendo ilusionada como una niña...... me decía..........
-De verdad?...... no me digas? Con aquellas sinceras preguntas, conquistaba aun mas........ mis sentimientos de escritora y aunque siempre seré una aprendiz al pronunciar su continuada frase..... me sentí en realidad una profesional escritora......
-Que ilusión me hace de verdad....... decía........
-Pues si.... así sera, le contestaba yo....te lo traeré terminado la próxima vez que venga..... adelantándole el titulo que iba a ser escrito para ella....... seria........
“ Mi lectora favorita”..........
Empece a mostrarle las novedades............ “Besos de verano” relato basado en una pareja joven que como el titulo dice se enamoran en esta estación  y “ No quiero que te vayas” argumentada en el sentimiento de amor cuando.... alguien te deja para siempre.
 
Algo inexplicable se apodera de ti cuando decides poner manos a la obra.....y nunca mejor dicho por parte de alguien que con las letras pretende hacer participe a tanta gente de sus sentimientos y vivencias..... es como un ritual ajeno a lo que has vivido durante las demás horas del día en las que si la fortuna te favorece tienes un trabajo o te dedicas en cuerpo y alma a la literatura........ este no es mi caso yo ni tengo un trabajo y no se si por suerte o por desgracia no puedo ocuparme de mis inspiraciones literarias todo el tiempo que yo quisiera estar como ahora sentada 
delante del ordenador,plasmando esos sentimientos y vivencias que me ocurren a diario....... quisiera cada rayo de luz, cada palabra escuchada trasformarla en un relato, me vienen temas hermosos para cualquier novela,solo del sonido que los pinos hacen al soplar el viento....... del canto de un pájaro recrearía una introducción para ellas.
Intento relajarme escuchando música en especial instrumental cuando en ocasiones veo como mis dedos se deslizan por el teclado escribiendo aquello que siento, todo aquello que llega a mi mente sin predisponer las palabras ni las frases que completan mis escritos..... por ello luego cuando leo no recuerdo haberlo redactado yo misma en mi mente antes de teclear letra a letra lo que estoy leyendo.

Estos cuatro años que llevo escribiendo mis sentimientos son sin duda y después de la experiencia de ser madre lo mas gratificante para mi interior que me ha podido ocurrir en la vida........ sin olvidar ni dejar en el tintero la palabra amor por la cual volví a nacer y por tanto nací como escritora............

Volviendo en este tramo final de mi especial relato el cual quiero dedicar como su nuevo titulo presenta a mis lectores a todos ellos mis amigos incondicionales para vosotros los que leéis y sin duda para quien yo escribo ....... y muy especialmente para esa joven amiga lectora que vive en el pueblo de al lado y que sin ninguna duda también esta pasando por difíciles circunstancias que la incomprensible crisis nos ha deparado a todos.........a ella que ve literalmente como transcurren mis escritos.... como si de una película se tratase.......... termino en el que muchos de vosotros 
coincidís.........para ella y para todos vosotros escribo este relato dando las gracias a ti mi lectora preferida y a cada uno de vosotros desde muy dentro de mi corazón....... gracias por leerme y así ayudarme a poder mantenerme para continuar ofreciendo mis sentimientos en largos o cortos relatos.............. aunque espero siempre que agradables a vuestro propio criterio de lector .......... 

Espero que al igual que otro de mis relatos titulado “Manos que no dais.... que esperáis? La frase se convierta en reciproca....siendo vosotros los que recibáis todas las mieles de la fortuna y el bienestar emocional y que yo.... una servidora una aprendiz de escritora pueda ofreceros con mis sentimientos escritos............

       © Adelina GN

MI MENTE ATORMENTADA PENSÓ ATORMENTADAMENTE

Solo….abandonado por si mismo echó de su casa Jesús a toda su familia, antes que estos lo hicieran como todos los días, no se despidió ni de sus hijos, solo quería quedar acompañado por sus cuatro paredes de aquella morada ridícula llena de lágrimas sin sentido….su alcoba.

Días atrás su mente, su parte pensante, la que mandaba de el, la que decidía por él, la dueña de sí mismo, hacía de su cabeza la noria más grande que pudiese existir, sin ningún motivo, los pensamientos se agolpaban en ella pero nunca positivamente, jamás pensaba nada que le hiciese revelarse contra ella , siempre era la dueña, cuando Jesús intentaba pensar en su devoción, la pintura, el dibujo, el arte en esencia pura…el ama de su celda que habitaba sobre sus hombros, le llevaba siempre a sustituir, un bello paisaje, en un cielo de tormenta bajo un atormentado camino, un carro impregnado, de un granate ensangrentado y oscuro, sobre un camino embarrado…la peor imagen que un bohemio en su sano juicio desearía esbozar. 

Esta vez no había ningún punto de partida donde comenzar, ninguna musa le asistía ni auxiliaba su lúgubre y sombría mano a plasmar y ejecutar…algo que tan siquiera empezase por algo suave. Cogió el pincel y mancho el lienzo sobre blanco con un suave y lindo mezclaje azul celeste subiendo poco a poco de tono… cuanto mas mezclaba… más oscura era la miserable composición pastosa…emborronando los colores… el resultado… convirtiese de nuevo… en un marrón rojizo sanguinolento… ya exhausto de fuerzas e interés… su mano sin dominio y libre de autoridad…se limito a ensuciar lo que limpiamente había empezado de agradecidos colores claros.

El lienzo quedo dividido en dos partes horizontales, como siempre se quedaba su mente, un empastado conocimiento de dos tonos uno alegre y otro depresivo. Se alejo un paso y la tela… la clavada sobre el polígono cuadrangular, estaba ya teñido, una mitad de  sonrisa y otro fragmento de sollozos…sus ojos manaron lagrimas de vergüenza, no era aquel el mismo boceto mental que quería ver cuando empezó….su mano guiada por ella… su mente estúpida… que era la reina de su oscuro interior…seguía mandando sobre él.

Cuando Jesús vio, el efecto de aquel maravilloso cuadro, pintado por el mismo Satanás…vislumbro que su vida se partía en dos… …como el tenia dividida su mente….la parte inferior de un granate rojizo amarronado y negruzco…  sin darse apenas cuenta, se difuminaba o lo había diluido… sin haberse percatado… convirtiendo, el azul inicial que en un principio había realizado…se volvió en un sucio marrón mierda…….como él veía su vida. 

Miro hacia arriba, el techo de aquella cueva en la que el ya se veía, cada vez estaba más cerca de su atormentada cabeza…quizá con un poco de suerte la dejaría chafada y su cráneo de mente sin control con aires y delirio de grandeza dominadora…. fallecía y expiraba de súbito. Con un poco de suerte la dejaría chafada y su cráneo de mente sin control con aires y delirio de grandeza dominadora…. fallecía y expiraba de súbito.

Pincel en mano, firmemente agarrado, lo miro y se pregunto que si no era capaz de someterlo… ¿de qué le servía?... Quizá dándole la vuelta le serviría de algo mas…su mente cada vez, dejaba la punta del pincel… afilada y menuda… más cerca de su garganta con la intención de enclavarlo y hacer blanco seguro sobre su gollete. 

El techo de aquella madriguera agobiante….aproximaba el fin, cada vez más cerca de su cabeza… su dueña y señora…..de repente su polaridad opuesta reacciono…viéndolo todo a una velocidad extremadamente lenta…. el techo volvió a su sitio dejándole de amenazar…y girando el pincel, lo cogió de manera artística con sobriedad y templanza, lo coloco en el bote teñido de un liquido pestilente, de color monstruosamente rojo y escapó de aquella habitación dejando su obra maestra mortuoria abandonada en la estancia… 

Conducido sin control ni voluntad a merced de un vendaval de despropósitos que se hilaban en su cabeza…se dejaba llevar dándose cuenta que iba a favor, involuntariamente, sobre una corriente que le arrastraba al exterior a base de golpes y trompicones envuelto en un torbellino de neurosis y paranoias. 

Bajo un cielo gris tormentoso, inhalo un aire espeso imposible de  absorber y conseguir desahogar su ansiedad y angustia. 
A la vista de todos, desfilo trotando a paso apresurado llevado por un hilo opresor y tiranizante, mientras era conducido no podía controlarse a sí mismo, no pensaba en nada voluntario, no sabía dónde estaba ubicado y de pronto….. paro inconscientemente….…o todo lo contrario… pues por unos segundos logro sublevarse al dictamen de su mente……en el mismo momento en que se detuvo quedo petrificado viendo ante sus ojos, como a sus pies, daba un frenazo un autobús de línea color granate a la misma orilla de las extremidades inferiores que, supuestamente, le habían llevado hasta allí…el cielo había pasado de un color grisáceo a un tono claro, casi celeste, pero lo que más le trastorno de emoción fue observar que en las ventanas del autobús, allí ante sus ojos, en el mismo lugar donde se habían detenido el gran vehículo después de su inmovilización, pegados al cristal, estaban … cual estampas… las imágenes de sus hijos saludando, sonrientes y  vocalizando la palabra….papá.

La imagen de su esposa… que les acompañaba seguramente a la escuela ….no tenía el mismo semblante…con cara de terror y alivio,  simultáneamente, fue cambiando sus facciones y con un rostro ceroso, apenado y entristecido daba paso gradualmente a otro relajado…por el cual se deslizaba una lagrima… que ni ella misma, sabia su sentido en aquel momento…no sabía si era de alegría o de tanto sufrimiento acumulado  …  En ese momento Jesús empezó a llorar desconsoladamente viendo la premonición que su maquiavélica mente le había tramado por su polo negativo.
El conductor bajo del autobús pues certeramente ya lo imaginaba debajo del él, su esposa detrás dejando a los hijos arriba para que no divisaran tal fatal imagen….la imagen era aterradora…faltaban escasos centímetros entre las ruedas y sus pies descalzos…su compañera de fatigas le abrazo imaginando el final que este había decidido para dar fin a su vida y lo abrazo tan fuerte que este le correspondió con unos lloros inconmensurables llenos de perdón…las nubes desaparecieron por completo el sol brillo como nunca y un cielo radiante de un azul intenso le secaron sus lagrimas y contestaban a su acto sin palabras…todo había terminado, aquel azul había pintado su mente por completo.

Un par de años más tarde…sostenía ya en sus manos el alta médica prescrita por el doctor que le atendió su salud mental… 
A la altura de un semáforo… iba distraído y feliz por su restablecimiento, pensando en tiempos pasados… se detuvo de pronto…un distraído conductor de un gran autobús color granate freno ante él con brusquedad, deteniéndose demasiado tarde ante los peatones …. a Jesús se le quedo a escasa distancia de su faz…. un vulgar y mal pintado grafiti, sobre la chapa del autobús….  que se podía leer un gran “666” sobre el gran vehículo que se dirigía a un barrio problemático que existía en la periferia de la ciudad. 

Esta vez lo comprendió todo, pero miro al cielo azul y se dijo a si mismo…aquel día…..mi mente atormentada… iba,  atormentadamente dirigida donde tú querías…… ahora……hoy….esta vez …….. tendrás que  esperar.
   
© Manuel Gimeno -  Magno

JUZGANDO AL DESTINO

Un pueblo se avistaba en las colinas de aquellas montañas nevadas, las casa con sus tejados blanquecinos por la nieve caída se convertían en regueros de agua al despuntar los primeros rayos del sol primaveral de aquella estación que se avecinaba.
Marcial y Ana, vivían en una de aquellas casas que vistas desde lo lejos parecían un gran helado de nata. Eran hermanos vivían solos después de la muerte de sus padres, sus aficiones eran completamente diferentes, aunque sus destinos siempre estarían unidos gracias al cariño que sus mismos padres les habían inculcado mientras vivieron juntos.
Marcial estudio su carrera en la gran ciudad, Ana nunca quiso hacerlo prefirió trabajar y quiso ser una ama de casa, tener hijos y formar un hogar.
Pero cuando la vida da la vuelta a todo lo que intentas hacer, es cuando el destino cambia todo el contenido de la misma.
Aquel día el resplandor del amanecer les despertó, nunca aquella claridad les había obligado a abrir los ojos como aquella mañana, parecía algo sobrehumano y se encontraron preguntándose lo que podía ser en el salón de la casa.
Por diversas circunstancias ninguno de los dos hermanos había llegado a lograr sus objetivos en la vida, pero algo ocurriría que cambiaría para siempre el curso de la de ambos.
Salieron extrañados a contemplar dicha luz cuando delante de ellos dos hombres trajeados les esperaban, pudiera ser que para darles advertencias de aquel espectacular lienzo pintado de luces ante sus ojos.
Los hombres eran los directivos de una compañía de seguros especializada en permitir que después de firmar ciertas clausulas, recogían a todos aquellos que durante mucho tiempo habían juzgado sus vidas, ellos eran dos de los elegidos y tan solo tenían veinticuatro horas para decidirse.
Allí mismo delante de su casa los hombres trajeados se despidieron de los hermanos, aconsejándoles que entraran en la casa y comenzaran con su deliberante decisión.
Hasta después de esas horas de espera no llegarían los que verdaderamente les conducirían a un mundo mejor y donde podrían puede que tal vez hacer lo que realmente querían hacer con el tiempo de vida que les quedaba.
Esas fueron las explicaciones que aquellos hombres dieron a Marcial y a Ana, deberían encauzar sus ideas para su bien, no optar por el camino mas fácil de desaparecer, dejarlo todo, partiendo de allí, aunque parte del comunicado era una alentadora propuesta, que bien hubieran podido hacer años antes.
Lo primero que Ana argumento a su hermano Marcial fueron esas palabras, ya que su hermano estaba decidido a firmar dicho contrato y desaparecer del pueblo.
Cuando lo que ella no quería hacer era eso mismo, pensaba y decía que si no lo había logrado antes ahora cuando ya la vida esta en su recta final lo debía de hacer.

Ana estaba enferma y siempre que había comenzado algo para sentirse realizada había sido truncado por la enfermedad, así que había perdido todas las esperanzas en que fuese así en ocasiones venideras.
Marcial pensaba de diferente forma, era mas optimista mas crédulo en el destino y pensaba que algún día le llegaría el momento de ver su sueño hecho realidad y pensó que con aquel contrato lo pudiera ver realizado.
Aquel amanecer los despertó a los dos de igual forma, no como la vida les había tratado pero en aquel momento los dos disfrutaron como el resto de los habitantes del pueblo de su belleza y luminosidad.
Sentados los dos allí donde siempre lo habían hecho junto a sus padres, los hermanos hablaban de las condiciones que los misteriosos hombres les habían dado para pensarse el seguro de vida.
Uno de los apartados daba miedo al leerlo a la mujer, trataba de estar trabajando con ellos un año entero haciendo aquello que la persona que se comprometiera le gustara y fuese su afición mas preciada y con lo que mas disfrutara.
Era tentadora la opción pero ella pensaba que no lo podría realizar debido a su enfermedad, por lo que su hermano le hacia ver que si firmaba aquel contrato y se comprometía a ello, pero solo podía hacer lo que mas le gustaba que era dibujar solo medio año habría realizado su sueño a medias pero lo habría hecho y ya nadie le diría que era una fracasada y ella misma se sentiría bien de haberlo hecho, su enfermedad no debía de mantenerla nunca lejos de lo que la hacia sentirse bien con ella misma y a la vez con su vida.
El estaba dispuesto a lanzarse a la piscina y cumplir su sueño de años que era el de escribir, firmaría aquel contrato y lo que pasara después le traía sin cuidado pensaba siempre que no hay que perder ni una oportunidad que te brinda la vida y que aquella era la mejor, que un año son 365 días y que en el pueden ocurrir muchas cosas tantas que hay que vivirlos todos con el mayor entusiasmo posible que lo que esta hecho jamas se puede borrar por el mero hecho de estar realizado.
El destino se había puesto en tela de juicio para ellos dos y después de vivir tantas cosas que les habían ocurrido ya era hora de que viviesen los años que les quedaban haciendo lo que a ellos mismos les gustaba hacer.
Marcial y Ana siguieron debatiendo lo que el destino les había puesto en el camino sin ponerse de acuerdo cuando ya la tarde llego y volvieron asomarse a la ventana viendo que el atardecer también les resultaba diferente.
Era el mismo que todos los días pero a ellos les parecía totalmente distinto pero no por que así lo fuese si no por la esperanzadora noticia que habían recibido horas antes de poder cambiar su vida a un rumbo que a ellos les satisficiera mas.
Viendo que la noche estrellada pese a las nubes que querían ocultarlas se cerraba, volvieron a sentarse debían de tomar una decisión y como en un juicio comenzaron a defender y acusar sus años pasados para llegar a un veredicto, el día comenzaría a despuntar pronto teniendo que dar una respuesta aquellos hombres cuando volviesen.


Marcial mas que acusar defendía su vida ya que esto ultimo que haría seria la culminación de ella.
Ana al contrario, la juzgaba acusándola de haberla hecho enfermar en su juventud y ahora mas mayor no poder deshacerse de ella, la tendría de por vida.
Al fin y al cabo los dos estaban vivos y tenían la gran suerte de poder tomar decisiones sobre ella.
Los dos hermanos quedaron dormidos en aquel sofá soñando cada uno de ellos lo que seria su vida si al final firmaban aquel contrato que les permitiría realizar lo que a ambos mas les gustaba en la vida.
Volvió amanecer el mismo resplandor les despertó como lo hizo la mañana antes, era una luz cegadora como celestial pero esta vez no aparecieron aquellos hombres, ni entonces ni horas después.
Marcial y Ana se preguntaron mutuamente que habían decidido pero al ver que los hombres que debían traer el contrato no aparecían decidieron guardar para ellos cada uno su respuesta.
Cuando la de los dos era que no hubieran firmado el contrato, que al despertar y ver de nuevo aquel amanecer pensaron que aun sin hacer lo que mas les hacia sentirse realizados era un privilegio ver la luz de un nuevo día y estar vivos.
Seguir haciendo lo que buenamente la vida les dejara hacer pero sin perder la ocasión de vivir aquello que les gustaba, poco a poco sin prisas, día a día y sin ninguna firma que les obligara a nada y les privara de su libertad de vivirla.
Ana saco sus lapices del cajón de su escritorio y comenzó sin ningún miedo a trazar lineas y bocetos de dibujos que tenia en su pensamiento sin pensar que la enfermedad la obligaría a dejar de hacerlo como otras veces a medias y si lo hacia seguro que alguno quedaría terminado el que pudiese acabar seria el que mostraría a los demás.
Marcial comenzó a escribir la biografiá de su vida aquella que le enseñaba que si escribía era que estaba vivo y podía hacerlo.
Por lo cual vive tu vida sin dejar atrás lo que sabes hacer lo hagas bien o mal, guste o no a los demás, siéntete realizado y piensa que si sabes hacer cualquier cosa diferente debes mostrarla al mundo que igual es tu sueño y para ello te han brindado la oportunidad de que así lo muestres.
La nieve de aquellos tejados seguía derritiéndose con los rayos de sol y la luminosidad de aquel amanecer que al verlo diferente había abierto los ojos de los dos hermanos.


© Adelina GN

HISTORIA DEL MEJOR AMIGO

Han pasado varios años desde aquel día del mes de mayo, en el que nuestro protagonista entró a formar parte de la familia que quería tenerlo como su primera mascota canina. Todos menos la mamá estaban entusiasmados en que el animal habitará con ellos, pero fue ella quien accedió a ello para no enemistarse con el resto de sus miembros. Así aquella noche entre negativas de ella y enfado de ellos, el can seguiría en la casa que lo había comprado, para hacer la compañía a una pareja joven que al no poder atenderlo decidió regalarlo.

 La mamá comunicó al joven amigo de la familia que después de mucho pensarlo habían optado por adoptarlo, pero ella sabía que sería la alegría de la casa ya que nuestro perrito era una verdadera monada de can. 

  Y así acudió aquella pareja a dejarlo en su nuevo hogar, con lágrimas en los ojos la joven depositaba en brazos de uno de los chicos al perro, el joven portaba algo de comida y una mantita en la que el se acostaba cuando antes en su casa sus cortas patitas se cansaban de estar de pie.


   Aquella noche fue la novedad en la casa y todos jugaban con el can, todos querían presumir de mascota sacándolo para hacer sus necesidades, planificar un horario para posteriores días pero aquello duraría lo mismo que dura una novedad pero en este caso era un ser vivo no era algo material.

 Yaqui que así le pusieron por nombre a la mascota por ser como un osito de dibujos animados, era pequeño color canela,un cruce de dos razas, Pomenaria Lulu y Chiguagua, aquel animal se ganó el cariño de todos, pero por pequeño que fuera hacia y seguiría haciendo popo y pipí y era lo que enojaba a la mamá que vio como después de un tiempo, todos querían mucho al can pero ella era sin quererlo en casa quien lo tenía que cuidar. Jugar con Yaqui era en lo que solo la ayudaban con el perrito, pero sin dudarlo había muchos más cuidados que necesitaba la mascota, que se hacía querer hasta por la misma mamá que se negaba hacerlo.

Le habilitaron un espacio de la casa, exterior en el que no pasaba frío ni calor y aunque pequeño vivió allí en aquella terraza, solo en raras ocasiones entraba en el salón en el que enseñado por todos respetaba muebles y enseres dispuestos allí, un buen perro y obediente era Yaqui al que la familia supo enseñarlo a vivir junto a ellos como uno más.

  Se veía feliz el mejor amigo del hombre en aquella familia que lo cuidaba y lo quería, la mamá como siempre algo más arrisca con él, pero Yaqui sabía en que momento tenía que agradecer sus cuidados con algún salto gracioso y así sin pedirlo a la mamá se le escapaba una pequeña caricia cada vez más asidua. 


   En regla para su bienestar procuraban que estuviera todo, su cartilla del veterinario, sus huesos para entretenerse, sus juguetes y sus paseos cada año a visitar a san Antonio Abad para que le diera su bendición y así lo cuidara de enfermedades y peligros.
 En muchas ocasiones salía a correr, hacer deporte con uno de ellos, aprendió aplaudir con sus patitas y a ser toreado como si de un becerro se tratase por el novillero, otro de sus dueños.  

 Pero entre tanta felicidad,Yaqui presentía que algo ocurría en aquel nuevo hogar que ya hacia cuatro años que habitaba, voces que no entendía y largos espacios de tiempo que pasaban sin dejarlo entrar al salón donde el siempre se había encontrado a gusto a los pies de su papa y sus tetes como la mama nombraba a los demás miembros de la familia respecto a él.

  Un día en el que el peligro de aquella vivienda fue evidente,Yaqui fue el que avisó desde su lugar de aislamiento aquella terraza, a la mamá que se dio cuenta con aquel aviso que lo quería y procuró salvarlo junto a ella llevándolo al otro lado de la casa para salvarse los dos del humo ocasionado por aquel incendio fortuito y que ella desconocía al entrar en la casa.

  Cuando todo se solucionó Yaqui volvió a su terraza pero esta vez tardaría en salir de allí, él esperaba que alguien fuese para darle las buenas noches pero solo alguien de tarde en tarde llegaba hasta él para ponerle comida y agua fresca, la mamá lo observaba desde la calle y hacía cesar sus ladridos llamándolo, hasta que volvieran para de nuevo llevarle de comer.

  Yaqui seguro que necesitaba compañía, extrañaba las caricias de los miembros de la familia y el tiempo que pasaban jugando con él, pero aquel hogar se había dividido y el se encontraba solo en su terraza en la que ahora por obligación seguía haciendo popó y pipí.


   Alguien en aquel edificio se cansó de aquello que era algo natural y que Yaqui no podía dejar de hacerlo y aunque se aseaba su morada fue insuficiente, tendría que abandonar su hogar pero donde iría, nadie daba con la solución pero tendrían que tomarla rápidamente el ambiente se caldeaba y amenazaban ponerle a su familia una denuncia por abandono y mala higiene en la comunidad.

 Todos siguen queriéndolo nunca dejaron de hacerlo, pero los nuevos hogares esta vez de ellos no admitían a mascotas incluido el de la mamá, allí no podía permanecer por más tiempo la comunidad no lo permitiría así que pidiendo permiso en la suya, donde ella vivía ahora se lo llevó, de nuevo un nuevo hogar para Yaqui terminaría así su soledad pero no sería el último cambio que sufriría, el destino llevó con la mama que lo convirtió en un perro que aun visitará tres hogares más como la mama que en un principio no lo quería.
  El hogar en el que Yaqui se encontraba ahora estaba cerca de la playa era más pequeño que el anterior y cubierto, pero ahora todos los días salía de paseo disfrutando de las olas marinas las que quería morder desconociendo todo aquel mundo, fue enseñado por su nuevo papa a caminar entre ellos sin ladridos y acostumbrándose de nuevo otra vez a las caricias que le proporcionaban ellos y sus tetes que iban a visitarle.

  No entendía como la mamá ahora se ocupaba del y parecía que cada vez lo quería más, lo que si entendía era que volvía a estar en familia y aunque encerrado en unos pocos metros cada día al despertar pronunciaban su nombre dándole los buenos días con afectividad.

 En poco intervalo de tiempo volvió el cambio y no muy tarde otro más, todos ellos cerca del mar, en este último pudo volver a disfrutar de caminar, correr y hacer deporte al lado de los chicos que una vez de pequeño le habían prestado sus caricias tanto como su cariño a el a Yaqui al mejor amigo del hombre, algo que siempre demostró.

  Su último traslado fue en invierno esta vez a un lugar más abierto, al campo lo llevaron sus continuos cambios, dos fanegas y media de terreno que no tardaría en marcar como suya propia,Yaqui agradece cada día a sus papás aquel cambio a un lugar libre y con sitio suficiente para enterrar sus huesos esta vez de verdad y no sintéticos.

  Ahora ya cuenta con ocho años de edad que traducido a los años caninos son bastantes para él, con el añadido motivo de haber llevado una vida bastante precaria, continúa mirando con aquella misma mirada triste en sus ojos saltones con la que llegó a sus segundos dueños contando tan solo un mes de vida.

  Pero como buen fiel amigo sigue aprendiendo y cumpliendo órdenes que al ser explicadas con mandato pero con cariño aprende fácilmente,Yaqui corretea libremente por el terreno y al redores de la casa sin intentar entrar en ella cuida de otros animales a los que les hace saber que él es el can de aquel lugar.

 Sin tener nunca una cordial amistad con otra mascota esta vez gatuna desde que conviven juntos. Cada uno tiene su espacio y su tiempo para salir a corretear por aquellas áridas llanuras en las que hasta las ardillas pasean libres a su antojo. 

  Con caseta propia y un adosado al lado de ella para las noches calurosas Yaqui goza ahora de la libertad que cualquier amigo del hombre necesita, sigue aplaudiendo con sus patas ya viejas, su pelaje sigue también color canela pero con rastas debido al poco cuidado de peluquería que sus dueños los que le cuidan pueden darle, pero ya no está solo, carece de ser un cachorro pero es un perro al que quieren y vuelven a cuidar.

Y así en compañía y después de tantos hogares visitados por Yaqui,con los mismos dueños vive libre y ha crecido, pasadas las peripecias que en tantas ocasiones acompañan a las mascotas el can continuó viviendo, continua aprendiendo y envejeciendo cuidado por aquellos que una vez le dejaron solo pero nunca lo olvidaron y sin ser abandonado como a muchos otros de su misma raza.

  Enseñando a los chicos y a sus papás con sus miradas a ser agradecido, muy ladrador pero como el refrán dice poco mordedor aunque a veces por su indisciplina la que va puliendo poco a poco da algún susto a los mismos miembros de la familia que puedan acercarse.
En toda esta historia... la historia del mejor amigo... aprendemos a querer a nuestra mascota aquella que te es fiel aunque su vida allá sido un acúmulo de peripecias... aprendemos como tal vez ha aprendido Yaqui que el roce hace el cariño y que hay que ser fiel aunque lo que ocurra en nuestras vidas hay veces que te impidan serlo... solo hay que esperar, ser paciente y pensar como seguro lo ha hecho Yaqui que todo puede cambiar...


 © Adelina GN

JUEGOS DEL CORAZÓN

Un mes de Diciembre despuntaba en el calendario de aquel año como cualquier otro, sin llegar a entender nada la niña visitaba la casa de sus tíos, lugar que por unos días seria su entorno familiar hasta que volvieran sus padres a recogerla. Pequeña pero avispada pasadas unas horas comprendía que aquella noche no dormiría en su cama, asimilando con sonrisas y palabras alegres le comunicaban que su mamá había enfermado pero que volvería con un regalo para ella.

Pocos días después cuando ella ya formaba parte de aquel lugar acostumbrándose al juego con aquel otro niño pequeño como ella, su primo, el rey de la casa, que entre fiestas lo agasajaban, un gran alboroto se formo en la casa cuando a la llegada de su papá este comunicaba a los presentes en el salón que había sido un niño. 

Aquella pequeña niña que ahora es una mujer no recuerda mucho de los primeros días de la vida de su hermano, el fue el regalo que le dijeron que la cigüeña le traería y así remplazando a otro hermano que no llego a conocer, comenzaba a quererlo,se sentiría siempre como la princesa de la casa, en la que el mejor juego de los dos seria el del cariño que se tendrían aun con el paso de los años.

Con poco mas de cuatro años que tenían en diferencia de edad, los dos hermanos el niño ella niña, se compenetraban bastante,ella traviesa y revoltosa, él en aquellos primeros años no aparentaba que ganaría a su hermana mayor en su  hiperactividad y fechorías, mientras los dos crecían su mama les daba una educación por igual, intentaba que vistieran iguales incluso les habilito una habitación para que durmiesen juntos en la cual lo que la diferenciaba que era para los dos eran unas pegatinas puestas en el cabezal de cada una de sus camas de los Picapiedras que iban de regalo en las terrinas de una crema de chocolate para untar en el pan Tulicrem para más datos, aquellos adornos eran acolchados y tenían un olor muy especial.
Y fueron haciéndose mayores como era de esperar, aunque no compartían las mismas aficiones, el y ella se apoyaban mutuamente. En la adolescencia de la niña que surgió antes por que era aquellos años mayor que el, fue cuando su hermano la iba perdiendo, ella salia de paseo con su amiga, el deseaba que regresara pronto para jugar junto a ella y su amiga a un peculiar juego que las dos habían inventado para mofarse así del pequeño hermano, diremos que aquel juego inventado lo llamaban “La Cadeneix”.Era sencillo a la vez que complicado, consistía en moverse de un lado a otro a saltitos intentando que un trozo de cadena fina prendida de un simple anillo se enroscase y desenroscase en el dedo que le daba vueltas. Aquel insulso e inventado juego dejaba sin palabras y boquiabierto al niño que veía como su hermana ensayaba casi a diario en su presencia para la falsa competición en el colegio y a la que ella había puesto música y letra .........
La música podéis inventarla vosotros ..... la letra también la dejo a vuestra elección, ya que pienso de todos de niños hemos inventado algo ….... 

Seguro que era de lo mas divertido, sobre todo para la niña que veía como su hermano intentaba una y otra vez probar a realizar aquel juego y que ella entre risas le decía que no lo hacia bien, si algún día este relato pueda llegar a ser leído por un niño que hubiera tenido una infancia igual de feliz y divertida como la que estos hermanos tuvieron, puedo asegurar que mas que identificados estarían seguros que podría tratarse de ellos mismos.

Así de inocentes eran en aquellos tiempos los juegos entre hermanos, nada de consolas ni vídeo juegos, solo hermandad y cariño los rodeaba,tanto juntos como cuando se reunían con sus primos que entre planear los juegos tu seras este yo seré el otro ahora te pones aquí y ahora allí se les pasaba el tiempo y no jugaban a nada.

Acordaros de los años sesenta la indumentaria de aquellos niños en aquellos años también era un tanto sofisticada faldas para las niñas y pantalón corto para ellos con altos calcetines blancos de los que colgaban unas borlas del mismo tejido y rayas azules, así de guapos se veían los hermanos hasta incluso llegaron a vestir igual y de terciopelo, eso si aquella la lucirían para celebrar un día muy especial. 

Uno de aquellos juegos era como pasar la mopa por el suelo la promotora como siempre la hermana mayor .... la mopa? Imaginar su hermano que se abrazaba a su pierna mientras ella andaba tirando de el dejando impecable el corredor de su casa .....
Luego una ducha que si se terciaba se daban juntos, en un gran barreño de aluminio puesto en aquella soleada terraza,no importaba nada todo sumamente cuidado por su madre quien sabia que sus hijos se querían de verdad .... como hermanos. 
Llegaron a la juventud pero sin dejar de jugar,seguían queriéndose, volviendo abusar de la inocencia de su hermano y abusando de los años que la hacían mayor que el,mientras le decía " pegame que no te la devolveré” y entre los avisos de su madre quien les mandaba estar quietos el joven hermano daba pequeños azotes a su hermana que ella misma sumaba para su posterior devolución. En ese mismo juego llegaban las regañinas cuando la pelea de dócil e inofensiva tomaba cariz muy diferente. Juegos del corazón que servían para amenizar cualquier día de su vida en  familia y que de hecho es lo que hacia, al igual que han de ser contados para no olvidar, cada uno diferente al otro sin picardia, sin dolencia,con amor, con cariño eran realizados y que ahora en este relato me esfuerzo en recordar...........

Relato dedicado a mi hermano ...... gracias por quererme ........ que cualquiera de estos recuerdos sirva de ejemplo a nuestros hijos .......Te quiero.

© Adelina GN 

sábado, 4 de junio de 2016

LA PRINCESA DE SU CUENTO



Era ella la princesa de su cuento, la adolescente niña que soñaba con ser una gran mujer aquella que en sus sueños se veía como la mejor soberana al privilegiado mundo del saber.
Nuestra protagonista se llama María un nombre común que la generaliza como para no ser distinguida al ser nombrada.
Intentar pasar desapercibida era todo lo que le importaba en ese momento para  poder demostrar cuando verdaderamente se sintiera preparada y en su paso por la vida dar lo mejor de ella misma.

Tal vez sea anticuado comenzar un cuento diciendo “Era se una vez”......  
 pero la principesca historia lo requiere como pueda que termine con el “Colorin colorado” y muy posible que con la típica frase del..........”Fueron felices y comieron perdices” que si pudiéramos preguntarle a María seguro serian las que mas le gustasen.

Muy querida por sus amigas y amigos que reconocían en ella a una fiel amiga y necesaria compañera de estudios, María disfrutaba de los últimos días de colegio antes de la fiesta de graduación a la que todos acudirían con sus mejores galas como si de princesas y príncipes se tratase convirtiéndose en príncipes por una noche.

Los próximos exámenes estaban cerca y María agobiada mostró en su cara y su comportamiento una falta de alegría que sus amigas comprendieron que era por un bajón y le prepararon una sorpresa.
  Reflejando en el suelo de la entrada de su casa el calificativo de Princesa leyéndose allí escrito con pintura como queriendo que perdurase por los años aun después de separar sus vidas, estas palabras “BUENOS DÍAS PRINCESA”.
Con sendos folios llenos de dibujos y frases la iban conduciendo por las calles de su barrio, talmente una sorpresa digna de cualquier cadena televisiva pero mas cariñosamente recreada por aquellas amigas inseparables. Llevándola a comer y de tiendas donde seguramente saldrían los chicos guapos de su clase y algún pasito que saltaba a su alrededor y al que muchas veces le resultaba difícil no dañar al aceptar las bromas de sus amigas.   
Fue un acto de amistad que María agradeció infinitamente, pasando un día sin acordarse de los libros pero que aconsejada por sus padres tomo al día siguiente para no suspender ni una asignatura.
La graduación seria fijada por los profesores para la próxima semana, comenzaban pues los nervios por las calificaciones, por dejar el colegio al cual habían acudido desde los años de guardería todos juntos niños y niñas, ahora muchos de ellos se separarían dando la bienvenida a nuevos profesores en distintos institutos y lo mas probable que con nuevos compañeros aunque ellos ya estarían para siempre en la orla como la promoción del 2011-2012. 


Comienza así un verdadero cuento de princesas las de aquellas jóvenes adolescentes y en especial el de María que sin duda seria ella la princesa de su cuento.
Llego el día soñado para la joven, despertando de aquel descanso nocturno en el cual había tardado mucho en conciliar el sueño, durmiéndose casi al amanecer, soñando como continuaría su vida después de aquel día esperado por todos los de su clase que dejaban ya de ser niños para convertirse en jóvenes estudiantes, encauzando sus vidas por caminos diferentes.
Abrió los ojos y vio la claridad de la mañana que entraba por las rendijas de la persiana de su ventana en aquella habitación decorada días antes por ella misma.
Aquella mañana pintaba ser diferente, la despertó un singular regalo que el día de la sorpresa una amiga le hizo personalmente. Sonó la alarma del móvil María ya estaba despierta y mirando la pantalla escucho el mensaje de buenos días que le grabo aquella amiga con su propia voz, para que se despertara todos los días escuchándola.
Se levanto rápidamente, sentada en el borde de la cama cerro la alarma para que no despertase al resto de la familia, en el corto trayecto por la casa que la conducía hasta el baño vio a su madre que ya estaba delante de la cocina preparando la comida que ese día menos ella María comerían al mediodía.
Decidió tomar una ducha rápida para despejarse, las clases ese día solo la ocuparían por la mañana cuando volviese a casa seria para vestirse y volver otra vez al colegio donde ya celebrarían la fiesta de graduación.
María volvió a su habitación envuelta en dos toallas una alrededor de su cuerpo otra recogiendo su pelo mojado el cual con la cabeza hacia abajo secaba el exceso de agua, en aquel instante su hermana mas pequeña que ella la miraba cogida del marco de la puerta, pensando al verla que pronto ella luciría la esbelta figura que su hermana mayor en poco tiempo había conseguido.
Había planchado su nuevo vestido, era precioso pero algo atrevido, se acordó del día  que lo compro y que aquello fue lo que su padre le había dicho, un padre joven moderno y sin perjuicios pero que cuando todo gira entorno a una hija, todo parece excesivamente atrevido.
Encima de la cama recién hecha María extendió el bonito vestido, tocándolo una y otra vez estirando para asegurarse que no quedase ninguna arruga que tuviera que planchar a ultima hora al lado de la mesita de noche coloco el par de zapatos comprados también con anterioridad para otra gala, sonriendo los miraba recordando que también aquellos zapatos le habían dicho que tenían muchos tacones para su edad, la que no se detendría ahí, pero era inevitable que su padre se resignase a ello pensaba ella mientras lo intentaba comprender.
Tomando una libreta y un bolígrafo por alguna anotación que surgiera en el colegio María se disponía a reunirse con las demás amigas que se dirigían al colegio como todos los días, salían cada una de sus casa y por el camino se unían formando un grupo copioso que charlaba y aveces se contaba los sueños. Allí entre aquel grupo de jóvenes se encontraba seguro alguien que simpatizase mas con ella, tal vez alguien que la despertase con un beso, o que quizás tal vez ella convirtiera en príncipe si lo besaba.

La mañana trascurro rápida, en la clase solo música y charla con los profesores, preparativos que parecía no iban a terminar para que comenzase de verdad la fiesta.
Fueron aquellos preparativos los que hicieron salir de su escondite al sapito que pudiese ser se convirtiera en príncipe al beso de la princesa.
Imaginar un escenario donde antes todo era seriedad a esas horas de la mañana y ahora colgando guirnaldas, gastando bromas todo resultaba diferente,cuando el ayudo a María a bajar de la silla que estaba aguantando diciéndole algo al oído que nadie nada mas que ella supo que era.
Aquel joven no era como los otros, desde su escondite como camuflado siempre el había dado muestras de que María le gustaba y mucho. Pero cuando me refiero a que era diferente no digo que a María se lo pareciese si no que era la opinión de sus amigas, por que no era el típico adolescente que las deslumbra con su físico  como guapetón, ni por sus músculos ni su tableta de chocolate, todo lo contrario, pero eso era lo que menos importaba a María ya que desde niño había sido un buen amigo y sabia que seguiría siéndolo.
Al instante se formo un revuelo alrededor de los jóvenes, siendo acosados para que el contase lo que le había dicho al oído.
Riendo y sin sucumbir a los ruegos de sus amigas para que lo hiciese María sin decir nada de lo que querían escuchar les engaño con esta frase”Que me case con el”.
Diciendo aquello las muchachas al escucharlo se rieron volviendo a poner en juicio sumarísimo al muchacho argumentando tanto ellas como los chicos que eso se pedía en privado y que no tendría suerte ni siendo así que María aceptase.
La joven se enfado bastante le dolía que a su mejor amigo el que nunca intento nada mas allá de algo que no fuese conseguir su amistad se le tratase así por el resto de sus compañeros, así que al verlo avergonzado subió de nuevo a la silla y grito “Si seré tu pareja en el baile de esta noche” a María le hubiese agradado que fuera otro quien se lo pidiera pero por algo fue el quien lo hizo, pensaba ella y también por que el guapo se lo había pedido a su amiga. 
Una vez ya sellado el salón donde se celebraría el acto cada uno regreso a su casa para ponerse guapos, seguro que a unos les costaría mas que a otros pensaba el novato y aspirante a novio de María. El era consciente que con lo guapa que era ella jamas podría conseguirla como novia pero de momento la tenia como amiga y como pareja de baile que ya era mas de lo que los guaperas del grupo habían conseguido.

Por el camino de vuelta a casa pensó en como había reaccionado pudiera ser que su rápida decisión le trajera problemas, pero pensaba que solo las cosas pasan una vez en la vida, para lo joven que era ella destacaba su sensatez desde niña, así sin darle mas vueltas confirmo al chico la hora que tenia que ir a por ella y se dispuso aligerarse camino a su casa mientras su mejor amiga le decía que tenían que hablar que la llamaría en cuanto llegase, María le decía que hiciese lo que quisiera ya que sabia lo que le iba a decir, sin tener mucho que pensar lo sabia y era que no tenia que haber aceptado ser su pareja en el baile pero para eso ya estaba ella para decidir.
Faltaría mas........seria ella su pareja pensaran lo que pensaran los demás.
Contemplando todo lo que iba a llevar encima esa noche María escucho su móvil sonar, viendo que la llamada era de su amiga lo dejo sonar por dos veces las mismas que colgó, para luego al tiempo marcar ella, era lo que pensaba lo que su amiga le diría por eso mismo la conversación duro muy poco el suficiente para hacerle  entender que ella y nada mas que ella tomaba las decisiones en su vida, pareció que su amiga lo había comprendido y comenzó como si de un ritual se tratase acicalarse para el baile su amigo no tardaría en llamar a la puerta, ahora otra duda lo haría subir? O mejor le diría que la esperase abajo?.....
Estaba sola en casa su madre aun trabajaba, su padre tampoco se encontraba allí y su hermana estaba aun en clase, así que poniéndose un albornoz de rizo que   conservaba de cuando tomo la comunión fue al baño allí tomo el secador de pelo disponiéndose a alisarse su preciosa melena, la llevaría suelta que era como mas la favorecía, se maquillo pero muy modestamente no le gustaba destacar ademas sus ojos eran como dos estrellas que a su edad brillaban mas que las mismas, sus labios solo con un suave toque de carmín y bastaba,solo con eso....Maria ya lucia hermosa.
Volvió a su cuarto tomo unas medias a estrenar, comenzando a subirlas por sus piernas hasta su esbelta cintura, luego el vestido con un atrevido escote palabra de honor que dejaba al descubierto sus hombros bronceados por el sol primaveral.
Estaba lista, aquellos altos zapatos seria el broche que dejara para el final, ahora esperaría que llamaran a la puerta, mientras merendaría, con un vaso de leche seria suficiente no quería llenarse mucho de comida pues luego vendría la cena y puede que algo mas aparte de los bailes que sin duda se marcaría en aquella fiesta.
Escucho la puerta y salio a recibir a su hermana que volvía del colegio su sorpresa fue que con ella llegaba también su pareja de baile....
-Perdona no sabia que venias acompañando a mi hermana, dijo María entrando en su habitación e intentando ponerse los zapatos así de pie como estaba.
El joven la sostuvo cogiéndola del brazo al ver que se tambaleaba y con una pronta contestación le hizo saber que ella sola se bastaba para aquel menester.
-Gracias, pero puedo sola.
Se despidió de su hermana a la que recomendó que estudiase y a la que le encargo que dijera a sus padres que no la esperasen despierta.
Los jóvenes salieron de casa y fueron a tomar el autobús que les llevaría de nuevo al colegio, siendo María a su paso por las calles la expectación de todos los que la veían a la vez que el orgullo y la autoestima crecía en el joven por llevar a su lado tal maravilla de amiga.
Aun el muchacho no la había piropeado así que ella se adelanto diciéndole que estaba muy guapo con aquel pantalón vaquero y un polo de marca desconocida que seguro seria causa de risa entre los demás amigos, pero eran las mejores galas que sus padres habían podido comprar al joven, cuando el dijo......
-Pues puede que me pase como a la Cenicienta que a las doce de la noche tenga que volver a casa pues los zapatos son de mi primo y comenzó a reír.
-Tu si que pareces una princesa, estas guapísima María continuo diciendo su acompañante, tomándola de la mano cuando ya llegaron delante de la puerta del colegio.

La verdad pensaba María que no estaba muy agraciado con aquella vestimenta pero también pensaba que la belleza esta en dentro de uno mismo y no por lo superficial que todo el mundo llega a ver.
Estaban todos reunidos allí delante del portal de la escuela cuando ellos dos cogidos de la mano llegaron ante los comentarios y medias sonrisas de sus amigos.
-Mirar los novios,decía uno de ellos riendo.
-Parecen el gordo y el flaco, dijo otro al salirse de tono con aquella descripción.
El joven intento soltarse de la mano de María pero esta la apretó sin dejar que lo hiciese, mientras les contestaba.
-Pues puede el escuadrón diabólico dejarnos pasar por favor?....
Abriéndose paso entre aquel grupo de amigos que ahora María veía que no lo eran tanto.
La música ya sonaba y María casi obligando a su pareja de baile y antes de saludar a nadie lo condujo con ella hasta la pista, sonaba una melodía romántica, intentando que el joven la agarrase bien María se daba cuenta de que no sabia como tenia que hacerlo, sabría por lo menos bailar? Se preguntaba ella, si no era así si que habían triunfado sus amigos con sus burlas con aquellas que les hicieron al entrar y las que vendrían después.
La magia de la joven noche se apodero de ellos bailando sin descansar hasta que ya avisaron para sentarse a la mesa, siendo servidos por un grupo de catering con varios camareros jóvenes como ellos y a las que sus amigas se encargaron de administrarse al no llevar pareja establecida para después cuando en realidad comenzase el baile de graduación y el que seria el mas mágico para todos los asistentes a el.
Entonces fue cuando María comprendió la insistencia de su amiga la cual le había aconsejado que no aceptase ser la acompañante del joven y así con una mueca de resignación la joven contesto a su amiga cuando esta la miro y con un guiño se lo volvía a repetir.
Pero dicen que a lo hecho pecho y María no era de las que se lamentaban, se resigno y continuo disfrutando junto a su amigo de aquella especial fiesta, solo cuando uno de los camareros al servirla le pidió un baile, los jóvenes al terminar su trabajo estaban invitados por el colegio a participar en la fiesta, mirando al joven sirviente que por detrás de ella continuaba depositando platos en la mesa a la vez que la miraba con ojos de admiración, María engullía la comida casi sin masticar comparando a sus dos pretendientes, no se asemejaban en nada el camarero era bastante agraciado en físico pero no lo conocía de nada, su amigo era diferente por completo, aunque tubo que decirle que terminaría de cenar antes que nadie si no iba mas despacio, sabia que era un buen chico.

Su vestido rojo no se distinguía nada del color de su cara cuando aquel joven camarero le dejo caer un poco de refresco sobre su escote y con una servilleta  después de pedirle permiso intentaba sacarlo. Delante de las miradas cómplices de sus amigos las mismas que ella no pudo distinguir que eran de esa condición. Mientras tanto su pareja comía y comía sin tomar parte en el asunto descuidando a su compañera y sin saber aun que una mujer siempre agradece que estén a su cuidado.

Después de cenar sirvieron los postres, múltiples platos con tarta, dulces y frutas acompañados por licores sin alcohol, los que fueron disfrutados por todos en aquella larga y copiosa mesa llena de adolescentes y adultos profesores que los acompañaban.

Comenzaba en realidad entonces la velada, que prometía sobre todo para María en una verdadera deliberación de perjuicios y posiblemente en la mayor decisión que jamas había tenido que tomar.
Después de la entrega de galardones en la que la muchacha salio ganadora siendo ella la única amiga que tubo las notas mas altas de todos los graduados, todos la felicitaban sintiéndose no la princesa si no ya la reina de la noche, María inicio el baile con su peculiar pareja, aquel joven poco agraciado parecía no importarle mucho la distinción que le daba llevar al lado tan singular joven en todos sus aspectos.
El grupo de catering ya estaba integrado en la fiesta, el joven y apuesto que sirvió a María lucia una camisa rosa de una peculiar marca juvenil con unos pantalones de vestir que le sentaban a los ojos de todas las niñas como un guante. El acompañante de María se le ocurrió preguntarle a ella si le gustaba la indumentaria de aquel camarero ahora ya vestido de calle llevaba, comentando el mismo que le parecía algo cursi, mirándolo extrañada María no comprendía como podía preguntarle aquello, siendo que a ella le pacería extraordinario el concepto maravilloso que le otorgaba, no contesto y simplemente freno su lengua para abrir mas si podía sus ojos al verlo caminar hacia ella.
-Me permites que baile con esta maravillosa joven.....
-La más guapa de la fiesta, la piropeo una y otra vez sin dejar contestar a ninguno de los dos.
-Te la robo por un baile, dos o tres ya veremos, decía aquel galante joven.
La tomo de la mano y se la robaba literalmente, sacándola a la pista donde entonces se escuchaba el tema que le iba como anillo al dedo a María”La mujer de rojo”, de pie estático y recibiendo las miradas burlonas de todos sus amigos quedo, lamentándose entonces de que su respuesta aquella propuesta tenia que haber sido negativa y ahora estaría luciendo de pareja femenina así como todos burlaban su manera de ser.
María veía como su amigo se retiraba al fondo del salón donde  improvisada se encontraba la barra de bar, tomando de una botella un vaso de refresco en el que sin duda algún espabilado amigo vertió algo de algunas de las botellas que entraron camufladas.

Aquella falta de entusiasmo era lo que a María le repateaba de su amigo y de todo aquella persona que no compara cada momento de su vida con una especial oportunidad que se cruza en el camino de cada cual. Ella quería aprovechar todas las que pudiera tener pero tampoco sin sacrificar sus principios y los que tenia siempre serian sinceros y verdaderos así que intento al terminar la canción volver con su amigo y ser su pareja como le había dicho esa tarde que seria. Pero aquel joven no la soltó y de nuevo la nueva canción que sonó bailaron, siempre siendo observados por los demás amigos. 

Aquel joven parecía no importarle nada que el amigo de María se quedase solo, parecía cumplir ordenes y llevar estudiado todo lo que hacia y decía, ya que le dijo a la joven lo siguiente casi sin dejarla respirar acercándola cada vez mas hacia el, cuando ella pretendía dejar la pieza musical a medio bailar.
-Tu amigo parece ser que no le importa mucho que te haya secuestrado musicalmente hablando no?
-Ya me advirtieron que me seria fácil esquivarlo, aquella confesión no gusto nada a la joven que ceso de bailar y aunque comenzó una nueva melodía ella permaneció estática en la pista de baile diciéndole....
-Estas muy equivocado, si que le importo, déjame por favor, le decía mientras intentaba soltarse de la mano de la que la tenia cogida.
-Pero no ves que no es de tu estilo, no te va, con esos trapos y su obesidad tienen razón tus amigas estas con el por lastima, seguía diciéndole el joven apuesto a María.
Cuando esta comenzó ya a forcejear haciéndose notable para todos que no estaba a gusto en aquella situación, percatándose su amigo se acerco y casi sin alzar la voz le dijo que la soltase que ahora era el quien tenia que bailar con ella.
-Solo un baile vale, luego me la devuelves que tu no tienes la categoría para hacerla valer y yo si, términos bastante egocéntricos y faltos de modestia los que usaba el joven hicieron a María enfurecer, quien contestaba de esta manera.
-Aquí y fuera de aquí la única que puede hacerse valer soy yo, así que suéltame.
-Tranquila nena dentro de unas horas caerás rendida a mis pies y entonces haré lo que quiera contigo, reía diciendo el arrogante joven mirando hacia donde se encontraban sus cómplices que no eran otros que los amigos entre comillas de María.
-Yo no llevare ropa de marca y no seré tan agraciado físicamente como tu, pero a mi amiga por muy desigual a ti que sea y de lo que doy gracias, jamas permitiré que nadie le hable así ni le falte el respeto, mientras la miraba decía el joven.
-Y menos tu, empujando despectivamente al sobornado pretendiente, sacándola de la pista bajo la atenta mirada de los amigos que habían maquinado aquel plan.
Custodiada por el la llevo fuera del salón donde le pidió perdón por haber hecho lo que hizo y diciéndole que ahora cuando se calmara un poco la dejaría allí y el regresaría a casa, María se quedo mirándolo sin mediar palabra cuando el comenzó de nuevo hablar.
-Se que no valgo mucho soy feo y gordo por eso no soy muy afortunado con las chicas pero tu me gustas desde siempre por eso mismo nunca te pedí nada mas, solo con tenerte como amiga me es suficiente, mi amiga, mi princesa de esta noche.... la miro de nuevo y le sonrió.
María seguía sin hablar para una vez que su amigo hablaba le dejo hacerlo, le tomo las manos y le hizo levantar la cabeza diciéndole mirándolo a los ojos......
-Tu eres como debes ser dicen que los sapitos se convierten en príncipes cuando las princesas de los cuentos los besan.....
-Quieres convertirte en mi príncipe? Acercándose despacio le dio un suave beso...... María sabia que cambiaría y que se convertiría en un gran joven, pero lo que ahora ya sabia era que era un verdadero amigo..................
Cada ser humano tiene sus condiciones para andar por la vida, pero en realidad estas cambian con los diferentes ciclos de la misma se puede ser de una manera u otra, de un aspecto u otro pero lo que siempre hay que tener en cuenta es el interior que nace y muere con nosotros, puede variar por diferentes circunstancias a lo largo de ella, pero el que en realidad ama la amistad y hace de ella la palabra adecuada para  su definición siempre tendrá a su alrededor amigos que la compartan con el mismo.

© Adelina GN